El médico veterinario Harun Vural fue diagnosticado con cáncer mientras se encontraba detenido esperando su juicio. Sin embargo, el fiscal encargado de su caso se niega a dejarlo quedarse en el hospital mientras espera su cirugía.

El veterinario de Erzurum permanece detenido desde el 23 de Enero como parte de la investigación al movimiento de Fethullah Gulen, al cual el gobierno acusa de estar detrás del fallido golpe de estado del año pasado.

Vural fue llevado al hospital tras descubrir sangre en su orina, y los doctores encontraron un tumor en su vejiga.

Está previsto que tenga cirugía el 11 de Abril, y los doctores recomendaron que se quedara en cuidados intensivos hasta entonces.

Sin embargo, debido a la insistencia del fiscal, identificado como Nurullah Yasar, el veterinario fue transferido de nuevo a la cárcel el 28 de Marzo, a pesar de su continuo sangrado, según reportó el portal de noticias Aktif Haber.