Una corte de justicia de Bursa ha fallado a favor de continuar con la investigación a Seyfettin Yigit, un fiscal que fue hallado muerto en un baño de la cárcel en Septiembre del año pasado.

El fiscal de 47 años fue encarcelado como parte de la cacería de brujas contra el movimiento de Fethullah Gulen en Agosto del 2016, y fue encontrado colgado en el baño de la cárcel a mitades de Septiembre.

Yigit estaba dentro de los fiscales encargados de la investigación a supuestas irregularidades dentro de la Administración de Desarrollo Humano de Turquía (TOKI) a finales del 2013, un año importante pues cuatro ministros y el hijo del entonces primer Ministro Recep Tayyip Erdogan se vieron envueltos en casos de corrupción.