El gobierno del Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) extendió el estado de emergencia por otros tres meses durante una reunión del Consejo Nacional de Seguridad (MGK), presidida por el presidente Recep Tayyip Erdogan el Lunes.

Durante la reunión en el palacio presidencial de Ankara, se decidió extender el estado de emergencia y enviar dicha decisión al Parlamento para que sea aprobada.

El estado de emergencia, primero declarado el 20 de Julio por tres meses tras el fallido golpe de estado del 15 de Julio, fue extendido por tres meses en Octubre y después en Enero, y se esperaba terminara el 19 de Abril.

Turquía sobrevivió un intento de golpe militar el 15 de Julio que acabó con la vida de más de 240 personas y dejó heridas a más de otras mil. Inmediatamente después del putsch, el gobierno del Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) junto con el presidente Erdogan culparon al movimiento de Gulen, un movimiento social global inspirado por la visión del erudito Turco basado en los Estados Unidos, Fethullah GUlen.

El movimiento niega cualquier conexión.

El gobierno, por decreto de emergencia, tomó control de cientos de compañías, embargó las propiedades de varios empresarios y cerró instituciones vinculadas con el movimiento.