Amnistía Internacional empezó una campaña de acción urgente por los tres ciudadanos Turcos que fueron detenidos en Malasia, pidiéndole al público que presione al gobierno Malasio para evitar su extradición.

Tres ciudadanos Turcos fueron arrestados y permanecen detenidos en Malasia bajo la legislación anti-terrorismo. También nos preocupa el hecho de que de ser enviados a Turquía corren el riesgo de tortura u otros malos tratos, juicios injustos y otras serias violaciones a los derechos humanos, teniendo en cuenta lo turbias que fueron sus capturas. Los tres hombres permanecen en la estación de policía de Bukit Aman en Kuala Lumpur.

Turgay Karaman, el director de una escuela internacional en Ipoh, e Ihsan Aslan, un empresario, fueron detenidos por individuos sin identificar en Kuala Lumpur el 2 de Mayo del 2017. El Inspector General de la Policía habría dicho que los dos hombres habían sido capturados por actividades que ponían en riesgo la seguridad de Malasia. El 4 de Mayo, Ismet Ozcelik, director de una Universidad y también residente de Malasia, fue arrestado bajo los mismos cargos.

En Octubre del 2016, dos otros ciudadanos Turcos fueron detenidos en Malasia y fueron deportados al día siguiente. Ambos fueron arrestados al momento de su regreso a Turquía y permanecen en la cárcel sin juicio previo.

Los cinco hombres tienen en común que están afiliados con el movimiento de Fethullah Gülen, a quien el gobierno ha señalado como responsable del fallido golpe de estado del 15 de Julio. Hasta ahora el gobierno ha detenido a más de 120,000 personas en investigaciones en contra del movimiento.

“Por favor escriban de inmediato [al Primer Ministro de Malasia] en Inglés o en su proprio idioma:
– Haciendo presión para que las autoridades Malasias cumplan con su obligación a la ley internacional de derechos humanos de no deportar, extraditar o devolver de cualquier otra forma a Turgay Karaman, Ismet Ozcelik, Ihsan Aslan o cualquier otra persona a un país donde estarían en riesgo de tortura, otro tratamiento grotesco, o cualquier otra seria violación de los derechos humanos.
– Expresando preocupación por la manera arbitraria como se reporta fueron detenidos.
– Pidiendo que ambos hombres tengan acceso de inmediato a sus abogados, visitas familiares, y a una corte independiente, y recordándoles que todos los procesos deben llevarse así,” se lee en la campaña de Amnistía Internacional.

Human Rights Watch y la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el Sureste Asiático expresaron preocupación por las acusaciones que se les hicieron a los detenidos, ya que los oficiales Malasios hicieron comentarios bastante controvertidos cuando revelaron la razón por la cual fueron detenidos.

Related News