El gobierno Turco ha publicado dos nuevos decretos del estado de emergencia, conocidos como KHKs, despidiendo a 922 personas, incluidos 120 académicos de 28 universidades estatales alrededor de Turquía.

Con el despido de estos académicos, el número total de los purgados en ese sector desde el fallido golpe del 15 de Julio de 2016 alcanzó los 8,391.

Los decretos, de números 693 y 694, fueron publicados en el Boletín Oficial temprano en la mañana del Viernes.

El gobierno Turco ha suspendido o despedido a más de 146,000 personas, incluyendo soldados, jueces, maestros, oficiales de policia y servidores públicos, desde el intento de golpe de estado del año pasado, por medio de decretos emitidos como parte del estado de emergencia.

Al menos 23,427 académicos (segun reportes de la BBC), 4,272 jueces y fiscales, y 22,920 personal militar han sido purgados de sus trabajos debido a sus nexos, reales o supuestos, con el movimiento de Fethullah Gülen, acusado por el gobierno turco de planear el frustrado golpe de estado, una acusación que el movimiento niega tajántemente.

Turquía sobrevivió un intento de golpe militar el 15 de Julio del 2016, intento que dejó muertas a 249 personas e hirió a más de mil otras. Inmediátamente después del putsch, el gobierno del Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) junto con el presidente Recep Tayyip Erdogan culparon al movimiento conocido como Hizmet.

Fethullah Gulen, el líder del movimiento, ha negado en repetidas ocasiones cualquier participación en el fallido golpe, pero el presidente Erdogan y su gobierno comenzaron una purga a grande escala cuyo objetivo principal es limpiar a los simpatizante del movimiento de las instituciones del estado, deshumanizando a sus miembros más importantes y tomándolos en custodia.

El Ministerio de Justicia de Turquía anunció el 13 de Julio del presente año que 50,510 personas han sido arrestadas y 169,013 han sido sujetas a procesos legales por cargos relacionados con el fallido golpe desde el 15 de Julio del 2016.

Related News