Faltándole tan solo días para dar a luz, una mujer en Kayseri sigue bajo arresto, a pesar de que su bebé viene con problemas de corazón y riñones.

La columnista del periódico Hurriyet, Ayse Arman, entrevistó a Mehmet Fatih Ozturk, el abogado representando a Sule Gumusoluk, una mujer con ocho meses y medio de embarazo que permanece detenida a la espera de su juicio en la cárcel de Kayseri.

“De acuerdo con los reportes medicos a mano, hay problemas con el corazón y los riñones del bebé. Su corazón tiene un soplo, y sus riñones están creciendo mucho más rápido de lo normal. Un doctor incluso le dijo a Sule que debería recibir tratamiento antes de que fuera tarde. De no ser porque se encuentra en la carcel, el bebé recibiría tratamiento desde ahora,” Ozturk le dijo a Arman.

El abogado enfatizó que la decisión de dejar a Sule bajo arresto viola no solo tratados universales de los derechos de los niños, sino que viola también la misma regulación Turca.

“Muchas cosas que son de no creer han ocurrido bajo el estado de emergencia del post-golpe,” continuó el abogado.

Desde el 15 de Julio del 2016, en Turquía se han detenido a más de 120,000 personas y encarcelado a unas 50,000 como parte de la campaña del post-golpe. Los arrestados incluyen varias mujeres encintas, ciudadanos de la tercera edad, personas con discapacidades, y muchos otros de grupos vulnerables.

Related News