Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, expresó este Lunes su preocupación acerca de los posibles planes de Turquía de realizar un referendo sobre el restablecimiento de la pena de muerte, diciendo que dicho movimiento sería una línea roja para la Unión Europea.

Después de salir victorioso en un referendo que expandía sus poderes grandemente, el presidente Recep Tayyip Erdogan insinuó fuertemente el Domingo que el tiempo había llegado para que Turquía considerara restablecer la pena de muerte.

Erdogan usó su discurso de victoria del Domingo por la noche para revelar que discutirá “inmediatamente” con el Primer Ministro Binali Yildirim y el líder de la oposición nacionalista con respecto a instaurar nuevamente la pena capital.

“Si la ley llega a mí, la aprobaré,” dijo Erdogan. “Pero si no hay apoyo [del Parlamento] que haremos entonces?”

“Entonces podríamos tener otro referendo para eso,” agregó.

“Muy preocupado por la mención de posible referendo sobre la pena de muerte en Turquía. Línea roja para la Unión Europea,” escribió Tajana en un trino el Lunes, reaccionando a los comentarios de Erdogan.

Turquía ha estado oficialmente negociando como país candidato con la Unión Europea desde el 2005, y eliminó la pena de muerte en el 2004 como parte de las reformas requeridas.

El debate sobre la pena de muerte surgió de nuevo después del fallido golpe de estado el 15 de Julio del 2016.

Varios oficiales de la Unión Europea dijeron que en caso tal de que Turquía reinstalara la pena capital, las negociaciones de membresía se detendrían.

En otro mensaje, Tajani dijo que estaba a la espera de una evaluación de la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos de la OSCE acerca del referendo en Turquía.

“Le pido a Turquía como país candidato que respete el principio de legalidad y los derechos fundamentales,” agregó.

Related News