Un grupo de oficiales de policía trapeó el piso con Sultan Ozakca y Esra Ozakca, la madre y la esposa de Semih Ozakca, un maestro que fue encarcelado tras continuar con una huelga de hambre en protesta por su despido por decreto del gobierno tras el intento de golpe de estado del 15 de Julio.

La esposa y la madre de Ozakca habrían sido hospitalizadas tras ser arrastradas en el piso por metros y golpeadas por un grupo de policías mientras protestaban el arresto del maestro.

Semih Ozakca y Nuriye Gulmen, una académica Turca, llegaron a los titulares después de comenzar una huelga de hambre para protestar los decretos que el gobierno expidió tras el fallido golpe de estado.

Fueron detenidos tras 75 días de huelga, y enviados a la cárcel por “tratar de detonar protestas” en Turquía.

Gulmen fue despedida de la Universidad Selcuk de Konya por supuestos vínculos con el movimiento de Fethullah Gulen, al cual el gobierno Turco culpa de estar detrás del intento de golpe.

Ozakca era un maestro de escuela primaria en la provincia de Mardin, antes de ser purgado por supuestos vínculos con una organización terrorista.

Related News