Dos hijos de Nejat Atilla Demirhan, un general de brigada arrestado hace ya un tiempo por conexiones con el intento de golpe, fueron también arrestados.

Una corte de justicia de Mersin ordenó el arresto el de los dos hijos de Demirhan, T.D. y N.R.D, ambos estudiantes universitarios, como parte de la investigación al movimiento de Gülen, a quien el gobierno acusa de planear el fallido golpe.

Mientras que los cargos preparados tras el intento de golpe buscan tres cadenas perpetuas consecutivas para Demirhan y otros 28 sospechosos, los hijos del general fueron puestos bajo arresto a la espera de su juicio por usar la app de smartphone ByLock.

ByLock es considerado por las autoridades Turcas como el método de comunicación predilecto de los miembros del movimiento.

Miles de servidores públicos, oficiales de policía, y empresarios han sido ya sea despedidos o arrestados por usar ByLock desde el fallido golpe de estado.