Un empresario de 74 años de edad, bajo arresto como parte de la investigación al movimiento de Fethullah Gulen, murió de una ataque al corazón. A sus dos hijos, también en la cárcel por cargos similares, les fue permitido asistir al funeral, aunque solo esposados.

De acuerdo con medios de comunicación locales, Erdem sufrió de un ataque al corazón en prisión a principios de abril y fue llevado al hospital regional de Erzurum para recibir tratamiento. Mientras que el hombre perdió la batalla el 6 de Abril, sus hijos Ismail e Ibrahim solo tuvieron acceso restringido al funeral, con policías siempre a su lado.

Los hijos tuvieron que orar esposados.

El padre y sus dos hijos fueron arrestados como parte de la campaña del gobierno contra el movimiento de Fethullah Gulen, acusado de planear el intento de golpe del 15 de Julio. Ismail era uno de los socios de los almacenes de cadena más importantes de Erzurum, TEMA, hasta que el gobierno los embargó. Fue arrestado en Agosto del año pasado y está a la espera de su juicio.

Recep Erdem era un líder empresario a la antigua, de acuerdo con los medios.