Bajo arresto durante casi 15 meses, un maestro turco acusado de tener vínculos con el grupo turco de Gülen murió de cáncer en la prisión Kepsut de Balıkesir.

Según varias cuentas de Twitter, Lokman Ersoy, que fue despedido de su trabajo luego de un intento de golpe de estado el 15 de julio de 2016 y posteriormente puesto en prisión preventiva por cargos de golpe, murió el 7 de enero de un tumor de cálculos biliares.

Ersoy estaba entre unas 60,000 personas que fueron arrestadas por vínculos con el grupo Gülen, que el gobierno acusa de planear el intento de golpe fallido del 15 de julio. El grupo niega cualquier participación.

Los miembros de la familia de Ersoy solicitaron anteriormente, aunque en vano, un juicio sin arresto, subrayando que había tenido problemas de salud.