Una mujer de 70 años que se disponía a viajar al Hajj (la peregrinación que los Musulmanes hacen a la Meca) fue detenida por conexiones con el fallido golpe de estado el Jueves por la noche en el aeropuerto Atatürk de Istanbul.

De acuerdo con el portal de noticias TR724, Kiymet G., quien permanece en custodia policial, fue detenida cuando esperaba su vuelo de Turkish Airlines a la ciudad sagrada de la Meca.

La sospechosa habría sido detenida como parte de la investigación al movimiento de Fethullah Gülen, acusado por el gobierno turco de estar detrás del fallido golpe del 15 de Julio de 2016.

A la mujer se le acusa de usar una aplicación para smartphone llamada ByLock.

Las autoridades Turcas creen que usar ByLock es una prueba de conexión con el movimiento de Gulen, pues ven la aplicación como el principal canal de comunicación de los miembros del grupo.

Después del fallido golpe, decenas de miles de servidores publicos, oficiales de policia, y empresarios fueron ya sea despedidos o arrestados por usar ByLock.

El intento de golpe militar del 15 de Julio terminó con la vida de 249 personas y dejó heridas a más de mil otras. Inmediatamente después del putsch, el gobierno del Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) junto con el presidente Recep Tayyip Erdogan culparon al movimiento de Gulen y empezaron una purga generalizada que tiene como objetivo principal sacar a los simpatizantes del movimiento de las instituciones del estado, dehumanizándolos y poniéndolos bajo arresto.

El Ministerio de Justicia anunció el 13 de Julio de este año que 50,510 personas han sido arrestadas y 169,013 han sido sujetas a procesos legales por conexión con el golpe desde el 15 de Julio del año pasado.