El Consejo Supremo de Jueces y Fiscales (HSYK), el cuerpo judicial más importante de Turquía, despidió 107 jueces y fiscales más por supuestos nexos con el movimiento de Fethullah Gülen, acusado por el gobierno de estar detrás del intento fallido de golpe de estado del 15 de Julio.

La decisión de despedir a los jueces y fiscales fue tomada por la asamblea general del HSYK el Viernes.

El vicepresidente del HSYK, Mehmet Yilmaz, dijo a los medios Turcos que con estos últimos despidos la lista en la que estaban trabajando está completa.

“Esta es la última. Las listas que estábamos elaborando ahora están completas. No hay nadie que quede por despedir. Si recibimos más quejas en el futuro, comenzaremos a revisarlas,” dijo Yilmaz.

El Ministro de Justicia, Bekir Bozdag, anunció en un comunicado el 10 de Noviembre que el HSYK había despedido 3,456 jueces y fiscales por supuestos vínculos con Gülen desde el intento de golpe.