Levent Y., un piloto de F-16 que fue expulsado de las Fuerzas Armadas Turcas (TSK) después de un intento de golpe el 15 de julio de 2016, fue detenido por la policía mientras vendía waffles en un restaurante en la provincia de Konya y luego fue puesto en detención preventiva por un tribunal turco, informó el diario Hürriyet.

Levent Y. y tres de sus colegas que fueron despedidos del ejército después del fallido intento de golpe de Estado han abierto una cafetería en el distrito Selçuklu de Konya.

Un grupo de policías el 15 de diciembre de 2017 allanó la tienda de café y detuvo al piloto como parte de una investigación iniciada por la Oficina del Fiscal Principal de Konya. Levent Y. fue arrestado por el tribunal el 28 de diciembre de 2017 y enviado a prisión por cargos de golpe de Estado.

Turquía sobrevivió a un intento de golpe militar el 15 de julio de 2016 que mató a 249 personas e hirió a mil más.
Un total de nueve decretos gubernamentales emitidos entre julio de 2016 y agosto de 2017 suspendieron o destituyeron a más de 150,000 funcionarios públicos, incluidos gobernadores, jueces, fiscales, maestros, soldados y policías.

El Ministerio de Justicia de Turquía anunció el 13 de julio que 50.510 personas han sido arrestadas y 169.013 han sido objeto de procedimientos legales por cargos de golpe desde el golpe de estado fallido.