El 25 de Abril, una corte de justicia de Kirsehir sentenció a Bekir C., un maestro y el ex-representante local del ahora clausurado sindicato de educadores Aktif-Sen, a 6 años y 3 meses en prisión.

Fue acusado de enviar sus hijos a escuelas preparatorias afiliadas con el movimiento de Fethullah Gulen, así como de pedir prestamos en Bank Asya y servir como ejecutivo en Aktif-Sen.

Bank Asya y miles de escuelas preparatorias fueron cerradas por el gobierno por vínculos con el movimiento, acusado de planear el fallido golpe de estado del 15 de Julio. El movimiento niega los cargos.