Recientemente se demostró que los imanes espías del gobierno Turco están presentes también en Romania. Un reporte exclusivo documenta diferentes casos de discriminación contra quienes son percibidos como enemigos del Presidente Recep Tayyip Erdogan.

“Un memorando del Consejero de los Asuntos Religiosos de Turquía en Bucharest, Osman Kilic, fue enviado a su jefe en la Presidencia de Asuntos Religiosos (conocida como Diyanet) en Ankara el 27 de Septiembre de 2016. Este documento incluye una lista de 11 escuelas, jardines infantiles, y una universidad que hacen parte de la Lumina Educational Institutions, una institución activa en Romania desde el año 1994,” reveló un estudio reciente del European Investigative Collaborations.

Se acusa a Lumina de haber sido fundada por simpatizantes del movimiento de Fetullah Gulen, a quien el gobierno Turco acusa de estar detrás del intento de golpe de estado del 15 de Julio.

De acuerdo con el portal de noticias basado en Budapest Black Sea, la presión no se limita al espionage, sino que los oficiales Turcos en Romania también se han visto envueltos en chantaje, amenazas, negación servicios consulares, entre otros.

Desde Julio del 2016, personal administrativo de las escuelas Lumina alega que la escuela ha sufrido una campaña de persecución y los padres han sido chantajeados por la Embajada Turca del lugar. Esto ha resultado en 140 niños dejando sus escuelas, según reportó el portal de noticias el 1ro de Abril.

“Los padres han dicho que han sido visitados por asesores o diplomáticos de la Embajada y les han dicho que si sus hijos se gradúan de esta escuela, no serán aceptados en universidades en Turquía,” dijo un director de Lumina. “Uno de los principales funcionarios diplomáticos incluso visitó a uno de los padres en su lugar de trabajo. El padre no pudo soportar más la presión, y dijo que le tocaba retirar a su hijo de la escuela porque ‘no me dieron otra opción’.”

El portal de noticias dijo que Lumina va a cerrar la universidad que tiene en Bucharest, South East Europe University, “debido a la presión” de las autoridades Turcas a sus patrocinadores. “La institución era financiada por compañías de Turquía y Romania. Algunos de los dueños de esas compañías están hoy en la cárcel,” mientras el director agrega sobre los demás: “[La Embajada] les dijo que estaban apoyando terrorismo al patrocinar la universidad.”

Mientras que periodistas disidentes reciben amenazas de muerte de simpatizantes de Erdogan, las mezquitas en Bucharest han estado igualmente bajo observación del Diyanet.

Osman Kilic, consejero del Diyanet, le habría dicho a Turquía en el memo que algunos de los teólogos que apoyaban el movimiento de Gülen fueron retirados de dos mezquitas en el sur de Bucharest.